Investigadores de la UASLP diseñan programa de rehabilitación para los efectos en salud del COVID largo


Un grupo de investigadores de la Coordinación para la Innovación y Aplicación de la Ciencia y la Tecnología (Ciacyt) en colaboración con colegas de la Facultad de Medicina y especialistas en el estado en el área de neumología, rehabilitación y cardiología, están diseñando un programa de rehabilitación basado en comunidad para la sindemia del Covid largo, apoyados en los principios de promoción, prevención y protección de la metodología de rehabilitación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).  


El proyecto pretende generar nuevos métodos de identificación de efectos de Covid largo, principalmente de daño pulmonar y cardiovascular, con un enfoque de tamizaje para la evaluación rápida, fácil y económica, informó el Dr. Rogelio Flores Ramírez catedrático Conacyt adscrito a la Ciacyt- UASLP.   


El investigador universitario detalló que el objetivo es difundir la parte posterior al Covid-19 o Covid largo, camino incierto después de dicho padecimiento. Explicó que el Covid largo refiere a las implicaciones y consecuencias de manifestaciones clínicas reportadas en pacientes recuperados de la infección por el SARS-CoV-2, siendo los síntomas que se presentan con mayor frecuencia: la falta de aire, mialgia, cefalea y ansiedad, en un intervalo que va desde las cuatro hasta las 24 semanas posteriores al desarrollo de la Covid-19.  


“El punto importante es que estas secuelas por la afectación directa o no del SARS-CoV-2 ha transformado la vida de aquellos que contrajeron el virus y superaron la enfermedad. Recordemos que la Covid-19 es una enfermedad multisistémica y existe una gran preocupación en las secuelas sobre el sistema inmunológico, digestivo, nervioso, cardiovascular y respiratorio”.  


Señaló que las secuelas cardiovasculares y los trombos se han convertido en consecuencias características de esta fase. En cuanto a la anosmia o pérdida total del olfato se ha convertido en un síntoma característico de esta infección, estudios señalan que un veinte a un cuarenta por ciento de los pacientes están registrando anosmia durante meses. En el ámbito respiratorio se presenta la secuela característica de falta de aire que sigue presentándose en los pacientes después de haber sido dados de alta.  


“Lo preocupante son los datos recientes que indican que hasta un tercio de las personas infectadas con el virus pueden desarrollar estas afectaciones a corto y largo plazo. Actualmente el paciente recuperado de acuerdo a lineamientos estandarizados por las autoridades de salud, se definen como aquellos casos en el cual han transcurrido hasta catorce días a partir del inicio de síntomas y que no hubiera fallecido o se encontrara aun hospitalizado”.  


Sin embargo, un paciente de Covid largo no logra estar recuperado, mientras se llevan a cabo ensayos clínicos de agentes virales seguros y eficaces, se acelera el programa de desarrollo de vacunas, las secuelas a largo plazo de la infección por el SARS- Cov- 2 son cada vez más reconocidas y preocupantes.   


“Nuestro país no cuenta con un plan integral para la atención de Covid largo, se han focalizado en el conteo de casos infectados y recuperados, en el control de la transmisión, en la severidad clínica y en todos aquellos problemas que solucionaran la parte del Covid agudo”.  


El especialista añadió que urgen protocolos proactivos de atención para personas con este tipo de padecimientos, y para ello, la UASLP está diseñando un programa de rehabilitación basado en comunidad para la sindemia del Covid largo, que en breve será sometido como proyecto al Conacyt, para visibilizar esta problemática.